626661084
Psicoterapia

Psicoterapia

Psicoterapia

Psicoterapia

Terapia Individual

Terapia individual

Terapia Individual

Terapia individual

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia familiar

Terapia familiar

Terapia familiar

Terapia familiar

Coaching

Coaching

Coaching

Coaching

Talleres

Talleres

Terapia online

Terapia online

Qué ayuda y qué no en las relaciones de pareja

Cosas que no influyen en que la pareja funcione Resultan útiles, pero no siempre son suficientes para que la relación de pareja vaya bien tanto la escucha activa como una comunicación fluida, así como el uso del yo, la expresión de emociones y la validación de estas por parte del otro. De hecho no hay una forma de resolver los conflictos mejor que las demás para todas las parejas. Lo que si hay son maneras de resolver los conflictos que a ciertas parejas les resultan útiles y a otras no. Los problemas surgen cuando uno de los miembros quiere siempre solucionar un conflicto a su manera, (mediante el diálogo por ejemplo), mientras que el otro prefiere hacerlo a la suya, (por ejemplo no hablando y dejando que pase el tiempo y se olvide la discusión).
Todos tenemos nuestras pequeñas locuras o rarezas, aspectos en los que no somos totalmente racionales. La clave de una pareja feliz no consiste en tener una personalidad “normal”, sino en encontrar a la persona con la que encajemos. Lo importante de las rarezas es cómo nos enfrentamos a ellas. Si ambos miembros saben aceptar el lado extraño de la pareja y convivir con el otro con cariño y respeto, la relación puede prosperar. Por último da igual que se tengan gustos comunes o no, todo depende de cómo se relacione la pareja al perseguir esos intereses y compartir esos gustos o aficiones. Se pueden tener gustos comunes pero estar todo el día discutiendo o tener gustos dispares pero respetar cada uno el espacio y tiempos del otro Cosas que si influyen en que la pareja funcione El intento de reparación, que viene a ser cualquier frase o acción que impida que la negatividad aumente sin control. Los intentos de reparación son clave en las parejas emocionalmente inteligentes y uno de los factores primordiales que indican si una pareja prospera o se hunde. Si una pareja disfruta de una buena amistad, ambos miembros se harán expertos en enviarse intentos de reparación y en interpretar de forma correcta los que a su vez reciben. Pero si una pareja se encuentra en un estado propenso a la negatividad, incluso un intento de reparación tan claro como «Oye, lo siento», apenas tendrá posibilidad de éxito porque no será escuchado por el otro. Ayuda también el que ambos sepan responder a las iniciativas positivas del otro. En otras palabras, responder a una sonrisa con una sonrisa, a un beso con un beso. Si uno ayuda al otro en una tarea, el otro hace lo propio, etc. Es importante compartir una profunda sensación de importancia mutua, que se respalden las esperanzas y aspiraciones de la pareja y den sentido a su vida en común. Finalmente, hay que tener claro que la mayoría de los desacuerdos no tienen solución. Las parejas pasan años intentando cambiarse el uno al otro, cosa imposible pues la mayor parte de los desacuerdos están basados en diferencias fundamentales de personalidad, valores o estilo de vida. Discutir por estas diferencias no es más que una pérdida de tiempo y una forma de dañar la relación de pareja. Este texto se basa en las ideas de John M. Gottman y Nan Silver Germán Diz. Psicólogo y psicoterapeuta.


Germán Diz
Diseño web Condiciones de uso Aviso legal