626661084
Psicoterapia

Psicoterapia

Psicoterapia

Psicoterapia

Terapia Individual

Terapia individual

Terapia Individual

Terapia individual

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia de pareja

Terapia familiar

Terapia familiar

Terapia familiar

Terapia familiar

Coaching

Coaching

Coaching

Coaching

Talleres

Talleres

Terapia online

Terapia online

Señales del fin de una relación

Diversos autores expertos en terapia de pareja afirman que existen una serie de señales que con mayor o menor seguridad nos pueden ayudar a saber si la relación de pareja irá por buen camino o terminará más pronto que tarde. La primera señal es el paso de la queja de la conducta a la crítica personal. Siempre tendremos alguna queja sobre la persona con la que convivimos, pero cuando en una discusión pasamos de criticar un comportamiento específico de nuestra pareja a criticar a la persona habremos puesto la primera piedra en el camino de nuestra relación. La segunda señal son el desprecio y la actitud defensiva. El desprecio aparece cuando se critica a menudo a la pareja y envenena las relaciones porque implica disgusto, haciendo imposible resolver un problema cuando tu pareja está recibiendo el mensaje de que estás disgustado con ella. El desprecio aumenta siempre el conflicto en lugar de favorecer la reconciliación. Entre las formas de desprecio están el sarcasmo, el escepticismo, los insultos y la burla La actitud defensiva surge porque ante las críticas es comprensible que uno se defienda, pero esto rara vez sirve para calmar los ánimos ya que la actitud defensiva suele ser en realidad un modo de culpar a la pareja - "El problema no soy yo. Eres tú." -, que lógicamente no ayuda en nada y fomenta que la pareja no de su brazo a torcer ni pida perdón. La tercera señal es la actitud evasiva, la cual aparece cuando uno de los miembros se acaba distanciando como respuesta a las discusiones llenas de críticas y desprecio que acaban provocando una actitud defensiva. Hace falta tiempo para que la negatividad crezca hasta tal punto que la evasión se convierta en una salida comprensible. La cuarta señal es el sentirse agotado. Llegados a este punto la negatividad en la relación resulta tan abrumadora que la otra persona se siente tan indefensa frente a las agresiones que haría cualquier cosa por evitar una réplica. Cuanto más abrumado te sientas por las críticas o el desprecio de tu pareja, más alerta estarás ante las señales que indican que tu pareja está a punto de “estallar” de nuevo. Lo único que puedes pensar es en protegerte de la turbulencia que causan los ataques de tu pareja. Y la forma de lograrlo es distanciarte emocionalmente de la relación. La quinta señal son las reacciones fisiológicas y el lenguaje del cuerpo. El hecho de que una persona se sienta abrumada con frecuencia lleva al fin de la relación por dos motivos. En primer lugar, indica que al menos uno de los cónyuges siente una grave tensión emocional al tratar con el otro. En segundo lugar, las sensaciones físicas que provoca el sentirse superado (aceleración de ritmo cardíaco, sudoración, etc.) imposibilitan cualquier conversación productiva capaz de solucionar un conflicto. Continúa en la página siguiente Germán Diz. Psicólogo y psicoterapeuta.


Germán Diz
Diseño web Condiciones de uso Aviso legal